jueves, octubre 19, 2006

MADRE, ¡QUE HERMOSA ERES!

¡Qué hermosa eres...!
Te pareces a una
Virgen inmaculada,
a la alegría y la paz.
Tus negros cabellos
adornan tu cara de mirar profundo
y tu cuerpo aporta el equilibrio justo,
como si la naturaleza hubiérase
fijado sólo en ti.
En resumen, físicamente eres así,
aunque someramente dibujada.
Pero, ¡más hermosa eres!
en Alma, con tu bondad
y razón desinteresadas,
con el corazón transformado en pájaro
para llevar en vuelo de Santa
el canto inmortal
que alegrará siempre a mi alma...

Ramón Rojas MorelCorrientes, 30 de Abril de 1980.-

3 comentarios:

La_Sonyadora dijo...

me gustó mucho tu blog, un placer leerte.

Erika

myrtha milella dijo...

Ramon muy tiernas y bellas palabras a tu mamá
un beso myrt

Estrellas y Latidos dijo...

Toda la ternura en estos versos que emocionan por la pureza y sinceridad.
Catalina